23 Octubre, 2017

El valor del deporte en la sociedad

El valor del deporte en la sociedad

El enorme valor social del deporte y lo que deportistas y ex deportistas pueden aportar a la sociedad. No hay ninguna otra disciplina que tenga el poder de arrastrar y unir a grandes masas como el deporte. Pero el deporte también ha ido perdiendo ese valor añadido desde hace mucho tiempo. ¿Por qué y cómo hemos llegado a este punto?

Se ha caído en la trampa de no valorar el camino y perseguir sola y únicamente el resultado. El deporte está seducido por la gloria, la fama, el dinero y el éxito. El espíritu competitivo mal entendido ha destruido todos los sentimientos de cooperación y solidaridad porque el deporte se ha utilizado como instrumento de cambio y transformación. El deporte no es solo una práctica puramente corporal; altera profundamente toda la persona, estimula distintas capacidades y dimensiones y fortalece y dinamiza sus múltiples inteligencias. No solo la corporal, si no la emocional y social en especial, las cuales ayudan a cultivar las relaciones humanas.

El deporte enseña a dominar y a canalizar emociones negativas y a expresar y a comunicar adecuadamente emociones positivas.

El deporte es una actitud ante la vida, una defensa contra el anquilosamiento donde se estimula la autotrascendencia.

Practicar deporte requiere disciplina y autocontrol, educándote en el conocimiento y dominio de ti mismo.

El deporte es una escuela de valores nobles como la lealtad, el sufrimiento, la fraternidad… siendo las virtudes de un buen deportista la obediencia, el espíritu de renuncia, la fidelidad a los compromisos, la modestia, la generosidad, la honestidad… desarrollando un carácter de la persona y haciéndola valiente, ayudándola al desarrollo intelectual para fortalecer la resistencia y la voluntad.

El deporte fortalece la resilencia (capacidad de levantarte, adaptarte y ser flexible ante las situaciones nuevas y difíciles.

No vendamos pues el deporte como instrumento que ayuda a conseguir obejtivos como victorias, “éxitos, fama, notoriedad… sino como escuela de vida que aporta valores que ayudan a conocerse a uno mismo y a crecer como persona, e instrumento que te ayuda a recorrer el camino , la vida de forma noble y auténtica.

 

Top